Paul Krugman

Deber√≠a congratularnos que, 'gracias' a esta crisis la poblaci√≥n espa√Īola se haya familiarizado con nombres como el del Nobel de econom√≠a, si no fuera porque sus art√≠culos suelen ser precursores de malos presagios para nuestras cuentas.