pazo de meiras

La Audiencia Provincial de A Coru√Īa ha aceptado el recurso de la familia del dictador alegando que el Estado no hab√≠a reclamado el mobiliario y lo condena a una indemnizaci√≥n.
Los herederos del dictador alegan que el Estado se "desentendi√≥" del pazo y se√Īalan que el fallo admite "dudas o incertidumbre" sobre su titularidad p√ļblica.
El fallo ‚Äúreconoce a los herederos del dictador el derecho a recibir una indemnizaci√≥n por los gastos en los que incurrieron cuando ostentaban la propiedad del inmueble‚ÄĚ.
La Justicia reconoce que el pazo es del Estado, pero ordena indemnizar a la familia del dictador.
Sostienen que ‚Äúlas cosas, bienes u objetos‚ÄĚ no est√°n ‚Äúf√≠sicamente anexionados al inmueble objeto del litigio‚ÄĚ.
Deben establecer con el ‚Äúm√°ximo rigor cient√≠fico‚ÄĚ qu√© bienes son de car√°cter hist√≥rico y patrimonio del Estado y cu√°les pueden ser personales, de los antiguos moradores.
Hay dos bienes que no forman parte de lo reivindicado por la Administración.
Patrimonio del Estado asume el complejo, 82 a√Īos despu√©s de que Franco se lo quedase como residencia de verano.
La familia del dictador considera que no están asociados a la declaración de Bien de Interés Cultural que protege al edificio.