peleas de perros

Ve a nuestra portada Una llamada en septiembre de una asociación de protección canina sirvió de revulsivo a los investigadores