pensamiento-critico

"Para mucho tiempo. A lo peor, el que nos queda de vida", reflexiona.
Cuando di por terminada la clase, Steven (su verdadero nombre era otro) se me acercó preocupado y me dijo que, luego de una
Si has llegado hasta aquí, enhorabuena. Has ido más allá de un titular. Un titular y noticia falsos. Has sido objeto de un
protesta trumpNunca ha estado bien que la educación en el pensamiento crítico estuviera reservada a unos pocos. Pero ahora más que nunca debe convertirse en un derecho y una responsabilidad para todos.
deberesLos que han pasado por mis clases saben que no suelo poner deberes, que es algo esporádico, justificado por alguna causa inesperada. Y no por eso me he sentido poco respetada por mis alumnos, ni he pensado que estaba influyendo en su desorganización. Más importante que la obligación fuera de las aulas, me gustaría conseguir, como una quimera lejana, que les gustara leer
El ministro trata de imponer reformas que van en contra de lo que, seg√ļn muchos expertos, deber√≠a ser una educaci√≥n m√°s moderna y humana. Pero existe algo m√°s poderoso que las fuerzas impositivas: el convencimiento de las mentes que han sido educadas para pensar.
El día que los asesinos entraron en Charlie Hebdo lo hicieron también en la conciencia de Europa. No era sólo asesinar a quienes "tomaron la imagen de Mahoma en vano", era inducir a la peor de las censuras, la te infliges a ti mismo, te asfixia y te hacer desaparecer: la autocensura.
Quiso irse de manera sencilla como hab√≠a vivido, porque la muerte, su muerte, es parte de la vida. Falleci√≥ sobre la 1:30 de la madrugada del pasado lunes en su casa de la calle Cea Berm√ļdez de Madrid. S√≥lo hoy lo hemos sabido. Se ha ido sin la pompa que rehu√≠a. Que la m√ļsica y las palabras le acompa√Īen, maestro.
'Fuerzas Económicas de Nuestro Tiempo' (Ed. Guadarrama, 1975), de José Luis Sampedro, me sorprendió no solo por su aguda visión de la política económica como herramienta imprescindible para alcanzar la justicia social. Quedé fascinado por la claridad y sencillez con que exponía ideas complejas que consideraba incomprensibles.
Se nos ha ido una de las mentes más brillantes de nuestro país y todo un ejemplo de lucha social y de compromiso intelectual. Pero nos queda el deber moral de continuar su proyecto, buscando conquistar nuestro lugar en el mundo. Por todas partes transpira y sobrevive el pensamiento al que Sampedro dio forma con sus obras.