pensamiento

baumannBauman record√≥ lo b√°sico de nuestros anhelos, que la misma modernidad ha querido maquillar: todo lo que hacemos no tiene otro fin m√°s que la b√ļsqueda de la felicidad, un deseo contaminado por el propio sistema, por la ilusi√≥n, por la felicidad prefabricada y en serie que ofrece esta nueva era.
botijoLa vida humana es una narrativa, una historia que se va viviendo y contando a la vez. Ser capaces de contarla mejor usando las palabras y pensamientos adecuados nos da sentido. Emborronar la p√°gina con frases y discursos que ni nosotros mismos nos creemos nos lo quita.
naveHe visto la película La llegada (Arrival, 2016) pero necesitaré verla más veces. Es cine inteligente, ese tipo de género que requiere de segundas lecturas. El mérito habremos de atribuirlo a un buen texto de origen, un estupendo guión adaptado y una excelente dirección e interpretación. Cine que vale lo que cuesta la entrada, cosa que no se puede decir todas las veces.
horizontes¬ŅPor qu√© deber√≠as comprar este libro? Pues uno de los muchos puntos buenos de este libro es que el argumento se expresa con con mucha econom√≠a del lenguaje, parsimonia y elegancia. Pero adem√°s, me parece que uno de los placeres este trabajo es que es un libro de teor√≠a de verdad. No es un conjunto de meras opiniones te√≥ricas, o un intento de interpelaci√≥n ideol√≥gica fingiendo ser teor√≠a; he aqu√≠ una construcci√≥n te√≥rica verdadera.
filosofoCharles Taylor es uno de los l√≠deres m√°s influyentes en nuestra comprensi√≥n de la "pol√≠tica de la identidad". Seg√ļn argumenta el fil√≥sofo, no s√≥lo existimos y tenemos identidad propia y suficiente. Desarrollamos identidades en contextos sociales y buscamos reconocimiento de la legitimidad de nuestras identidades.
ilustracionSorprendentemente, creemos conocernos. Al menos, mucha gente sostiene que se conoce. Lo dice, y act√ļa convencida de que es verdad. Esto a pesar de que no tenemos ning√ļn sentido interno que sirva para ponernos en contacto con nosotros mismos. Siendo optimistas, cabe decir que nos vamos adivinando poco a poco y con el paso de los a√Īos.
cosmosPara entender el amor, pero también muchas otras facetas de nuestras vidas, necesitamos sumar los resultados de varias áreas del conocimiento, desde la química, la física y las neurociencias, hasta la biología y la paleoantropología, sin olvidarnos nunca de dos ingredientes indispensables: el pensamiento crítico y la imaginación. Como científico sin fórmulas, cargo todas estas herramientas en mi mochila y me embarco en un viaje alucinante para conocer los secretos de la vida.
buscarseBuscarse a sí mismo. Es quizás de las actividades autoeróticas que más nos excitan. Ya sea en versiones cursis, capitalistas zen o de barroquismos intelectuales, amamos la idea de que exista un saber sobre nosotros mismos, uno que, con ilusión, presuponemos de alto interés para la humanidad. Tanto así que estamos dispuestos a pagar por ello: los más perezosos, para que alguien les dé una respuesta envuelta; otros, más temerarios, invierten su dinero en las tecnologías que prometan llegar a esa iluminación.
mesa¬ŅQu√© podemos hacer en nuestras sociedades democr√°ticas para trascender el bloqueo pol√≠tico, para contraatacar desde la izquierda ante el retroceso frente a un capitalismo financiero globalizado que amenaza nuestro modelo de igualdad y a la propia democracia? En este libro que les propongo, los fil√≥sofos Marcel Gauchet y Alain Badiou debaten sobre ello.