perfiles falsos

Si insisten en ningunearnos, no tendremos otra que exigir a las autoridades una regulación que proteja nuestros derechos y mecanismos de control que acaben con aberraciones que para ustedes no resultan suficientemente importantes. Y por supuesto, denunciar sus abusos.