perro adoptado

Cuando Frank era un cachorro, su futuro no parecía muy prometedor. Según su dueño, Rafael Borges, cuando lo adoptó tenía