personas sin hogar

Desde su creación en 1987, la Fundación Arrels ha ayudado a más de 9.000 personas sin hogar con alojamiento, alimentación
Hace unos años, antes de la crisis, me lancé a las calles de Madrid para realizar un estudio sobre las personas sin hogar y recoger sus testimonios. Se calculaba que el número de personas en dicha situación en España era de unos 10.000. Se cree que el número de afectados se ha triplicado.
Vivir a la intemperie es desabrido. Podemos salir, trabajar, pasear, buscarnos la vida, pero luego nos es necesario volver, guarecernos, apartarnos de ella. Pese a las protecciones una de las fuerzas de la vida que nos deja en descampado sigue siendo la enfermedad.
Las personas sin hogar que llevan buscando trabajo más de un año se ha multiplicado en los últimos siete años. Según datos
Fue recorriendo cinco instituciones para conocer de primera mano cómo era la vida de la gente sin techo cuando me reencontré con un conocido al que no reconocí. Debía tener mi edad pero parecía tener muchos años más.