Peter Brook

Un dependiente de un Blockbuster asegura que una noche Bill Murray apareció y le preguntó qué película le recomendaba a lo que respondió "Cazafantasmas... es un clásico". Entonces Murray fue hasta la caja registradora, la abrió, se llevó el dinero y salió de la tienda diciendo: "nadie te creerá".