peugeot

Las ventas de coches caen un 17% por la entrada en vigor de una nueva normativa de medición de emisiones.
Seguida por Volkswagen, Seat y Peugeot.
La compra se desglosa en la adquisición de Opel/Vauxhall por 1.300 millones de euros y de la filial financiera de GM en Europa por 900 millones.
peugeot opelEl anuncio o el rumor de un posible acuerdo de compra por el grupo PSA (Peugeot y Citroën) de la división europea de General Motors (Opel y Vauxhall) merece algunas reflexiones sobre el trascendente momento que atraviesa la industria mundial del automóvil y su posible evolución a medio plazo.
La característica definitoria de los todo terreno era la tracción a las 4 ruedas, que permite precisamente el rodar sobre pavimentos de baja adherencia (arena, nieve, barro, etc). Era su razón de ser. Pero como el comprador de coche es el sujeto más caprichoso del mundo, lo cierto es que la inmensa mayoría de los usuarios de estos coches en su vida han circulado fuera de la carretera.
Cambio generacional para el compacto de Peugeot, que pasa de ser una suerte de cruce entre un modelo tradicional y un monovolumen, con una estética algo barroca y recargada, a ser ahora un dos volúmenes mucho más definido, y con líneas más puras y sencillas.
Aunque en Ginebra había cerca de medio centenar de novedades, elegimos una docena, con la brevedad a que obliga el espacio. Ahora que tanto se trabajan los 140 caracteres, intentemos definir con esta brevedad, los modelos expuestos.
PSA lo está pasando mal. El gran grupo industrial francés que abarca Peugeot y Citroën registró pérdidas por valor de 5.000 millones de euros en 2012, tras haber "echado el resto" en el arranque de la crisis, allá por 2008, por renovar toda su gama de productos.
Finaliza el año y comienza ya el run run de todos los diciembres con las sucesivas elecciones del Coche del Año: que si el Coche del Año en Europa, en España, en el Mundo... una sucesión de galardones que en la mayoría de los casos ocultan intereses comerciales, mediáticos, empresariales, publicitarios o vaya usted a saber qué.
Son unos vehículos divertidos de conducir, seguros y útiles, pero hoy día no son una alternativa a un coche convencional