picassent

La chispa ha saltado por un asunto de deudas en un módulo de presos muy conflictivos, que empezaron a arrojarse sillas y mesas.
"Cualquier preso, haya hecho lo que haya hecho, merece que se respete su dignidad si sufre una enfermedad".
Por una bajada de defensas.
Estaba ingresado en la cárcel por la operación Erial.