policia nacional

Los ocupantes del coche han sido detenidos.
Trataron de mezclarse entre los manifestantes hasta que uno de ellos se encaró con los ultras.
La Policía avisa porque es muy fácil 'picar'.
"¡Hijos de puta!", han gritado los vecinos, concentrados frente a los juzgados.
En los vídeos se ve cómo uno de ellos se puso a bailar tras la paliza, ocurrida en un bar. Han sido detenidos.
“Muchas gracias por tus bonitas palabras", dicen desde el Cuerpo.
Lo detectó la policía griega, que avisó a la española.
El 'pequeño Nicolás' estaría orgulloso.
Interior investiga lo ocurrido, una medida que se sale del protocolo, mientras el grupo de marroquíes ha sido realojado en un complejo de bungalós.