politica-economica

Espa√Īa crece, pero crece mal. Los salarios pierden peso en el conjunto de la econom√≠a; la revalorizaci√≥n de las pensiones
Estaba rodeado de los pensionistas m√°s preparados de la historia de Espa√Īa, cuyos hijos, por l√≥gica, son a su vez los j√≥venes
Rajoy planteó ayer un chantaje en toda regla a los 8,7 millones de pensionistas de este país: o me aprueban los presupuestos
Uno puede preguntarse sobre la oportunidad de celebrar un pleno del Congreso dedicado a las pensiones cuando la Comisión
Los pensionistas vuelven a la calle, dispuestos a no desperdiciar el susto que tienen las fuerzas políticas, especialmente
El 10 de agosto de 2007, aparte de con calor canicular y con nuestras costas repletas de turistas extranjeros y veraneantes
somos99Una palabra ha puesto patas arriba el escenario pol√≠tico europeo y espa√Īol: populismo. ¬ŅC√≥mo explicarlo? ¬ŅEs una teor√≠a, un estilo de comunicaci√≥n o una etiqueta? A nadie se le escapa el revuelo creado en torno a este concepto, empleado habitualmente como arma arrojadiza. No obstante, hay quienes han tratado de definirlo con mayor o menor acierto.
baumanNo¬†es razonable¬†que las empresas que hacen un esfuerzo por aportar mayor valor social y medioambiental no se vean favorecidas. O bien, al contrario, que las empresas m√°s agresivas o depredadoras sean las que obtienen mejores resultados porque no internalizan ning√ļn coste social o medioambiental.¬†Y se trata de costes que al final acabamos pagando todos.
keynesEl objetivo debe ser combatir la austeridad, que deprime la econom√≠a y explica, en parte, el incremento de la desigualdad en estos √ļltimos a√Īos. Pero la austeridad no se combate con m√°s endeudamiento p√ļblico, puesto que ello implicar√≠a m√°s austeridad en el futuro, se combate con m√°s ingresos p√ļblicos.
economiaParece que en la pol√≠tica econ√≥mica espa√Īola no pasa nada desde hace meses. Esta en una situaci√≥n que puede compararse con la calma tensa que precede a la tempestad. Dir√≠amos que la tormenta perfecta. Los contendientes en la justa electoral-bis velan sus armas y edulcoran -cuando no manipulan sin rubor- el contenido de las pol√≠ticas econ√≥micas que tendr√°n que implantar una vez se forme Gobierno.