Premio Cerecedo 2014

Lain Entralgo denunció la abundancia en nuestro país de hombres hereticales, que son los que rompen y quiebran, y de la escasez de los pontificales, aquellos sobre cuyas palabras y reflexiones se puede transitar y, por lo tanto, buscan la comprensión, el entendimiento y la empatía. Siempre quise ser modestamente de los segundos y jamás de los primeros.