presos palestinos

Comienza el segundo mes de ayuno, con la grasa agotándose de sus cuerpos y su líder, Barghouti, amenazando con no beber siquiera.
Los presos palestinos en huelga de hambre han comenzado a rechazar la ingesta de agua.
Los reclusos, más de mil, afrontaban su cuarto día de protesta para mejorar sus condiciones de encierro.
Responden así al llamamiento del líder de la segunda intifada condenado a cadena perpetua.
Manifestaci√≥n en Hebr√≥n en solidaridad con la huelga de Al Qiq. El jefe del Comit√© Superior de Supervisi√≥n de los √Ārabes