primer-aniversario-huffington-post

A las 00:40 horas del 7 de junio de 2012 puls√°bamos el bot√≥n rojo que lanzaba a la red la edici√≥n espa√Īola de El Huffington
El humor y nuestros queridos bichinos nos han acompa√Īado en el primer a√Īo de vida de El Huffington Post. Hemos compartido
Hace un a√Īo unos cien pioneros aceptaron nuestra invitaci√≥n y se animaron casi a ciegas a unirse a El Huffington Post. Hab√≠a
Las redes sociales son m√°s r√°pidas que nosotros. Y se adelantaron incluso a nuestro lanzamiento. El 7 de junio cumplimos
Llevamos un a√Īo juntos, y queremos celebrarlo con vosotros, los lectores de El Huffington Post: la comunidad mejor informada
Apenas ten√≠a 15 a√Īos cuando Ram√≥n Asensio L√≥pez, mientras buscaba bichos en una finca familiar, se top√≥ con una extra√Īa piedra, de color negruzco, que fue incapaz de mover del sitio. Treinta a√Īos despu√©s, cient√≠ficos acaban de descubrir que se trata de un extraordinario meteorito
¡Feliz Navidad! Ya eres el orgulloso propietario de un iPhone. Pero aceptarlo significa aceptar una serie de normas y obligaciones. Por favor, lee con detalle el siguiente contrato. Espero que comprendas que es mi deber educarte para que seas un joven sano y maduro, capaz de funcionar en el mundo y de coexistir con la tecnología, no de vivir controlado por ella.
¬ŅPor qu√© ser√°? ¬ŅTenemos acaso una incapacidad gen√©tica que nos lo impide? Desde luego que no. ¬ŅEs nuestra inteligencia m√°s limitada que la de los escandinavos, en cuyos pa√≠ses hasta los carteros suelen hablar en un digno ingl√©s? No me lo parece.
El entusiasmo que provoc√≥ el Consejo Europeo de junio se ha esfumado. Ya dije entonces que la m√ļsica sonaba bien, pero que hab√≠a que esperar a la letra. Esta ha sido, una vez m√°s, decepcionante.
En los √ļltimos tiempos, evito tener pruebas fotogr√°ficas de mi existencia. Si no soy capaz de hacerlo por m√≠ misma, quiero hacerlo por mis hijos. Quiero estar en la foto, darles ese recuerdo visual de m√≠ misma. Quiero que vean hasta qu√© punto estoy aqu√≠, c√≥mo les envuelve mi cuerpo en un abrazo, cu√°nto les quiero.