primeros-sujetadores

"Mírame a los ojos. He dicho a los ojos". Eva Herzigova miraba fijamente a los ojos de su interlocutor, pero pocos se fijaban