problemas de pareja

Si veis que pasáis más tiempo pegados al móvil que con la pareja, puede que sea la hora de tener una charla.
Las discusiones pasan a ser interminables y algo ridículas, porque ninguno de los miembros de la pareja quiere admitir que está triste.
marriageMi marido y yo hemos vivido muchas cosas juntos desde aquel enero de 1991 cuando nos casamos en el despacho de un abogado en Antigua (Guatemala), para disgusto de mi madre. Yo tenía 27 años y él, 24. Desde entonces han pasado 25 navidades, la muerte de un padre, el nacimiento de tres hijos, cuatro mudanzas...
Seguro que ahora mismo, tienes en la cabeza a esa pareja de amigos tuyos, que son idílicos. Siempre están de acuerdo, nunca se enfadan. Nunca les has visto discutir, ¿verdad? Pues esos también discuten.
kid sleeping in bed with parentsHabían pasado dos meses del nacimiento de mi segundo hijo y mi marido y yo estábamos sentados en nuestra mesa de siempre. Tomándonos algo, como siempre, pero ya no sabía como siempre. Era la primera vez que salíamos después de tener al bebé y nos sentíamos incómodos.
peleandoPor ejemplo, cuando no soportas ver cómo come, cuando te das cuenta de que llevas dos semanas sin verle y sin saber nada de él, cuando uno de los dos empieza a controlar lo que hace el otro, cuando salen de su boca palabras que pensaste que nunca te diría, cuando la rutina acecha...
ilustracion El trastorno narcisista de la personalidad se define como "un patrón general de grandiosidad, una necesidad de admiración y una carencia de empatía, que empieza al principio de la edad adulta". Un diagnóstico poco frecuente que afecta a menos del 1% de la población y a más hombres que mujeres.
young loveFue amor a primera vista; bueno, casi. La primera vez que vi a mi mujer, sentí algo imposible de describir. Tenía 17 años y trabajaba en un Burger King. Ella era encargada con 19 años. Enseguida nos hicimos amigos y esa amistad se convirtió en algo más. Nos casamos seis meses después.
1. Las mujeres no son juzgadas igual que los hombres. Por ejemplo, si una mamá lleva al niño al colegio hecho un desastre, los profesores, los demás padres y cualquiera en un kilómetro a la redonda pensarán: "Hmm... Debe ser alcohólica o algo así. Pobre niño".