proceso de paz

El Gobierno ha suspendido este miércoles el diálogo tras un ataque de la guerrilla.
Las zonas donde actuaban las FARC son las m√°s afectadas.
Netanyahu, Obama y Abbas, en la Casa Blanca en 2010. Los diplomáticos podrían proponer varias reivindicaciones sobre las
santosColombia adolece de una ingente violencia estructural, la cual se traduce en cerca de veinte millones de personas en condiciones de pobreza y vulnerabilidad, a lo que se yuxtaponen otros siete millones de desplazados y tres millones de personas que no saben leer y escribir.
elnEl ELN llega a la negociaci√≥n con un importante arraigo, nada desde√Īable, en el oriente y nororiente del pa√≠s, que es donde se condensan sus principales fuentes de financiaci√≥n, como el narcotr√°fico, la extorsi√≥n al capital extractivo, el secuestro y el contrabando a lo largo de la frontera con buena parte de Venezuela.
colombiaUn 'no' que casi nadie esperaba en el refer√©ndum de ratificaci√≥n de los acuerdos supone un rev√©s incuestionable para el proceso de paz en Colombia, polariza a√ļn mas a la poblaci√≥n y deja malherida la legitimidad del Gobierno en un momento clave. Pero no podemos consentir que la incertidumbre vuelva a nublar el futuro del pueblo colombiano. Es el momento para defender los acuerdos con la movilizaci√≥n social como garante de su cumplimiento y con el apoyo internacional para acompa√Īar la Paz
otegiNos guste o no hay un elemento que no se puede ignorar: Arnaldo Otegi representa una opción política muy significativa en Euskadi que, desde luego, no puede ser pasada por alto. Una relevancia que, nos guste o no, es propia de un escenario de posconflicto armado y, por ende, de normalización de la vida política, en la que la democracia se sustantiva por la opción presente de dejar las armas y disputar las urnas.
timoA pesar de todo lo malo que han hecho, he decidido creer que usted y sus hombres son sinceros y están dispuestos a admitir sus errores y quieren pasar esta dolorosa página de nuestra historia. De hecho, si tantas víctimas de sus acciones han optado por perdonarlos, yo no soy nadie para exigir venganzas disfrazadas de justicia. Pero también considero que estas negociaciones no pueden ser eternas.
syria womenEn 2011, unas 2000 mujeres sirias bloquearon una carretera principal del noreste de Siria para exigir la liberaci√≥n de cientos de presos. Este a√Īo, 470 mujeres de la ciudad de Zabadani arriesgaron su vida para reclamar el fin de los ataques. La ONU ha reconocido su papel decisivo para el proceso de paz y, aun as√≠, no se les da ni voz ni voto.
Instagram Pinterest Ve a nuestra portada Twitter El enfado es grande. May√ļsculo. Y ha acabado en represalia. El primer ministro