profesor

El hombre trataba de dar clases pr√°cticas de conducci√≥n a una alumna de 24 a√Īos que se neg√≥ al ver su estado.
"Estamos para ayudar, no para joder vidas".
El escritor y profesor barcelonés, autor de '¡En casa me lo sabía!', lamenta la poca autonomía que se da a los alumnos y quita peso al informe PISA. "Es una prueba muy sesgada con unas directrices muy concretas y algunas muy discutibles".
Hasta pide ayuda a los usuarios.
Pidi√≥ a la chica que se fuese a la √ļltima fila porque casi se le ve√≠a "un pez√≥n" con su escote.
"Y para esto, ni√Īos, sirve el colegio".