prostitutas

El reconocimiento de la constituci√≥n de OTRAS como sindicato para defender los derechos de las prostitutas parec√≠a lo √ļnico
Esta vi√Īeta fue originalmente publicada enTribuna de Toledoy Diario de Burgos.
La Ministra de Trabajo aseguró que había sido "una sorpresa" conocer la publicación en el BOE del sindicato denominado Organización de Trabajadoras Sexuales.
La ley alemana es la m√°s liberal: reconoce a las trabajadoras del sexo derechos laborales y cobertura social como prestadoras de un servicio.
La ministra de Trabajo afirma que desconocía la publicación del BOE en el que se permitía a las prostitutas tener su propio sindicato.
La reforma del C√≥digo Penal holand√©s contempla penas de cuatro a√Īos de prisi√≥n por proxenetismo para conductores y guardias de seguridad.
Hablar de sexo y prostituci√≥n siempre es un tema complejo y pol√©mico, m√°s a√ļn si se le a√Īade un tercer ingrediente, la discapacidad
Ve a nuestra portada El líder ruso, Vladímir Putin, ha roto este martes una lanza en favor de Donald Trump. Aprovechando
El Papa Francisco se ha trasladado este viernes por la tarde hasta un edificio de la Comunidad Papa Juan XXIII en Roma para
El brit√°nico John Sewel, miembro de la C√°mara de los Lores del Reino Unido, ha dimitido de su cargo y est√° siendo investigado
Los clientes de servicios sexuales en zonas de Madrid como el polígono Marconi de Villaverde, la calle Montera y la Casa
La Policía Nacional ha llevado a cabo una investigación en un club de alterne en el que se sorteaban servicios sexuales con
Un juez de lo social de Barcelona ha firmado una sentencia que reconoce derechos laborales a las prostitutas y las equipara
Accesibilidad, inmediatez, comodidad... La sociedad modifica sus comportamientos al ritmo que marcan las generaciones nativas
El Tribunal Supremo ha rebajado de dos a un a√Īo de c√°rcel la condena que la Audiencia de Valencia impuso en enero de 2013
Prostitutas de Madrid y el colectivo Hetaira, que defiende los derechos de las trabajadoras del sexo, han convocado una manifestación
Mi llegada a la prostituci√≥n, a los 17 a√Īos, fue el resultado de una infancia terrible. Mi madre me abandon√≥, mi padrastro abus√≥ sexualmente de m√≠. Me hab√≠an humillado, me hab√≠an hecho creer que era un objeto sucio. El da√Īo ya estaba hecho. En la adolescencia, me vi en la calle.
Cuando se empieza, como en cualquier otro oficio, uno se dice que la próxima vez será mejor. Me refiero a cuestiones de seguridad, a temas que hay que tocar o no, o a cosas prácticas como saber hacer un masaje. La primera vez me pareció una pena no haber podido hablar con mi cliente.
Este viernes entra en vigor la modificaci√≥n de la ordenanza del espacio p√ļblico de Barcelona que prev√©, entre otras medidas