que ver en Madrid

Los amantes del teatro en Madrid están de suerte. De entre las muchas opciones veraniegas que se pueden ver en la capital
El Teatro del Barrio se adelanta y da el pistoletazo de salida a la temporada madrileña con el estreno absoluto de Los desiertos
libroEste Tartufo de la compañía Venezia Teatro no es un montaje redondo. Pero lo bueno y de calidad predomina, dejando una muy buena sensación. De tal manera que la historia de un pobre bendito, piadoso rigorista donde los haya, o eso parece, que es acogido y tratado a cuerpo de rey por un rico aristócrata terrateniente, acaba poniendo en jaque no solo a este rico, sino a toda su familia y a todos los estamentos sociales.
teatroAntes llegaba el verano y el teatro desaparecía de las carteleras madrileñas hasta la temporada siguiente. Pues bien, los madrileños que no huyen de la ciudad por el calor o los que visitan la ciudad se llevarán la grata sorpresa de que tendrán bastantes opciones todos los días, sobre todo en julio. Estas son tres de las propuestas más interesantes para casi todos los días de la semana..
obraCuando uno se acerca al Teatro Galileo de Madrid a ver A media luz los tres de Miguel Mihura se encuentra con un ambiente de verbena. El que propicia que esta comedia se represente en el patio que antecede a la entrada del teatro lleno de mesas y sillas de plástico donde puede comer y beber. Buen ambiente para ese público que se relaja y se afloja las ropas en verano y sale en busca de diversión y fresco.
equusEquus, del recientemente fallecido Peter Shaffer en Arte y Desmayo ha sido el éxito off de la segunda mitad de la temporada madrileña tanto de crítica como de público. Razones no faltan. Tantas, que parece un montaje de un teatro on o de un centro dramático nacional. Tantas, que desde la periferia del circuito teatral fue capaz de atraer la atención hasta de los telediarios de las cadenas nacionales.
oficinaSi ya está harto de ver la misma obra. De ver el mismo perro con distinto collar. Si quiere descolocarse pero a la vez que le coloquen, para que no se malinterprete, si quiere que le sitúen en el mundo, su obra es Castigo ejemplar, yeah! De un autor y director de teatro del que deben recordar el nombre: Iñigo Guardamino.
zapatosSalir corriendo de la sala para comprar el texto de una obra de teatro contemporáneo que acaba de verse en escena no es lo corriente a no ser que se haya visto un Mayorga o un Sinisterra. Pero uno sale de ver Los amores diversos de Fernando J. López con ganas de comprarse y de leer la obra. Y en esas ganas tienen mucho que ver su actriz protagonista, Rocío Vidal, y su director, Quino Falero, que se muestra tan ducho en el drama como lo hace en la comedia.
equino Si esta crítica tuviera la capacidad de hechizar como las flores que se usan en la obra, debería ser capaz de animar al público a ir a ver esta obra que anuncia el calor de los cuerpos en verano. Cuerpos que se atraen por el hechizo que encierra una mirada. Cuerpos y corazones que se ganan fuera de las leyes de los hombres y con la libertad de los dioses.
teatroA cuatrocientos años de la muerte de Shakespeare, no podía faltar una propuesta de la única compañía española que ha actuado ¡dos veces! en el Globe Theater de Londres. Se trata de Fundación Siglo de Oro, especializada en el repertorio de aquella época, que presenta la obra Trabajos del amor perdidos en los Teatros del Canal, para regocijo de quienes quieren a un Shakespeare, Shakespeare.