rajoy debate nacion

El país en el que habita el presidente Mariano Rajoy, ha cruzado "con éxito" el cabo de Hornos. Sus ciudadanos ya no hablan de esperanza sino de ambiciones, celebra sus mejores cifras de competitividad, vive una revolución administrativa silenciosa y la transparencia forma parte de su cotidianidad.
2014-02-06-20131023sesioncontrol.jpgNo había acabado Rajoy su discurso y ya estaban los ministros removiéndose inquietos en la butaca. Pues, superado el trámite del Debate sobre el Estado de la Nación, ya saben que la crisis de Gobierno se cierne sobre ellos.
Mariano Rajoy siempre ha presumido de que es un hombre previsible. No importa de qué hable, dónde esté o con quién se encuentre