reality show

terelusVeamos. Paolo Vasile est√° contento. Mar√≠a Teresa Campos tambi√©n, porque "le he dado una alegr√≠a al jefe". (Las dos entregas del programa han sido l√≠der en sus franjas: un 18,4 la primera y un 17,3 la segunda. Dos millones trescientos mil espectadores cada vez). Bigote Arrocet (que por mucho que me insistan en que su nombre es Edmundo, para m√≠ ser√° siempre Bigote, faltar√≠a m√°s), encantado tambi√©n, pinta camisetas y √°rboles, no come marisco y siempre pide steak tartar. Terelu est√° gorda como nunca estuvo y eso lo lleva mal. ¬ŅQu√© m√°s se puede pedir?
Descubrir c√≥mo viven los civiles en guerra. Ese es el cometido de este peculiar y peligroso reality de la cadena p√ļblica
estaestuvidaIngredientes como el morbo, a veces el voyeurismo, la apariencia de realidad, la competencia a ultranza entre los concursantes y la capacidad de interacción del espectador a través de las redes sociales y los mensajes de los móviles, son imprescindibles para captar el interés de la audiencia.
Ya conocemos los detalles del reality show más polémico de la temporada, llamado 3de10. Desde el 16 de septiembre, diez personas
Unos no quieren participar. Otros directamente no se lo creen. Y mientras tanto algunos periodistas se han lanzado a criticarlo
Nunca hubiera imaginado que terminaría viendo a Lucía Etxebarria en un reality show y haciéndose un Deluxe, por mucho que lo haya justificado con la necesidad de ganar unas perras para cubrir una deuda con Hacienda. Sobre todo me ha sorprendido verla desquiciada.
La profesora y concejala de Los Yébenes (Toledo), Olvido Hormigos, participará en un nuevo reality show de Telecinco llamado