recien-casados

"Estábamos ellos dos y yo, no había nadie más, pero no iba a dejar de ser policía", ha declarado.
Tanto ella como el otro arrestado por el crimen se han acogido a su derecho a no declarar y han pasado a disposición judicial.
La policía investiga el crimen, por el que también hay un hombre arrestado, y de momento descarta el móvil económico.
La arrestada supuestamente agarró a su pareja en un aparcamiento, mientras otro varón le asestó golpes con un punzón.