reconciliacion

quirogaA Arantza Quiroga, expresidenta del PP en el País Vasco, se la ha llevado por delante el viento de la unidad a sangre y fuego en el relato de la violencia y de sus consecuencias en Euskadi. Una unidad que el PP no está dispuesto a que se resquebraje en en este estrecho margen de aquí a las elecciones generales.
Rara vez he le√≠do palabras tan cargadas de emoci√≥n como las de este libro. Abad padre era un hombre volcado en la defensa de los derechos humanos y el bien p√ļblico, siempre obsesionado, como buen m√©dico con vocaci√≥n social, con el combate y denuncia de las causas de las enfermedades que afectan a los m√°s pobres. Vivi√≥ con la dignidad de defender sus ideas hasta el d√≠a de su asesinato, ignorando razones de conveniencia. Lo cual es mucho decir en el universo que ha sido Colombia.
Aunque los conflictos nos parecen indeseables, lo cierto es que están tan bien integrados en lo social que parecen cumplir una función muy importante en los grupos de animales humanos y no humanos. El conflicto es la consecuencia natural de la cooperación y sin ellos esta no sería posible.
Muchos se sintieron indignados por las palabras de 'Márquez', donde prácticamente presentaba a su movimiento no como victimario, sino como víctima; pese a la estela de ataques a civiles, secuestros, siembra de minas antipersona y otros hechos de los que las FARC han sido responsables.