referendum-soberanista

El escocés y laborista Gordon Brown, hombre de Estado, consumado orador y mitinero brillante, sin la menor concesión al populismo, no sólo convenció a votantes indecisos y logró que un significativo sector de laboristas escoceses diera marcha atrás en su intención de votar a favor de la independencia, sino que impresionó a la opinión pública británica, y no sólo a la laborista.
2014-09-12-catalunya.jpg35 años de democracia no han conseguido que el nacionalismo español acepte que no puede asimilar a toda la nación catalana a golpe de constitución. Hay demasiados problemas y retos de carácter social, económico y cultural por solucionar en Catalunya y el tiempo y la energía social que dedicamos al conflicto con el Estado español es un lujo que no podemos permitirnos.
2014-09-12-catalunya.jpgTenemos un régimen que, pese a su innegable imperfección, nos ha permitido alcanzar cotas de libertad, riqueza, bienestar y paz desconocidas en la España de anteriores épocas. Y esto ha sido así de forma especialmente notable en Cataluña, una de las autonomías más pujantes.
Esta no es una Diada cualquiera. Este año se celebra condicionada por la consulta soberanista que el presidente Artur Mas
La secesión perjudicaría a los ciudadanos, una gran mayoría sufriría al ver desgarrarse sus identidades plurales y compartidas; obligados a considerar como extranjeros a buena parte de sus conciudadanos, de repente muchos deberían considerar como extrañas cosas que les eran propias.
2014-09-12-catalunya.jpg La mayoría de los catalanes no queremos montar ningún imperio ni conquistar a nadie; simplemente deseamos ser muy parecidos a los portugueses, los daneses o los españoles, o sea, ser soberanos y decidir sobre nuestras escuelas, hospitales, elecciones, leyes, etc.
La Diada ya está aquí y los partidos políticos catalanes y españoles se posicionan ante una celebración que este año está
España, el Reino Unido o Canadá tienen que permitir que la gente elija el orden de su fidelidad. Yo no tengo derecho a decirle a un quebequense que tiene que amar a Canadá más que lo que ama a Quebec; eso lo decide cada uno, no se le puede imponer a nadie. Así es como sobrevive nuestra sociedad, permitiendo la libertad de la pertenencia, la libertad del apego. Esa es la justificación más importante de una sociedad multinacional, multilingüe, multiétnica, esa es la razón por la que lucho.