reforma del sistema de pensiones

ancianosEl avance de las jubilaciones es imparable, aún teniendo en cuenta su ralentización gracias a las reformas de 2011 y 2013, y determina ya la emergencia de un déficit estructural del sistema de pensiones si solo tenemos en cuenta los ingresos por cotizaciones. La clara insuficiencia de recursos para el sistema contributivo obliga a tomar acciones decisivas.