regalar mascotas

Habrá quien sienta la tentación de regalar un perro incluso si tienen la certeza de que el destino de ese perro será ser abandonado, como otros miles en España. Hay alternativas, por ejemplo ser casa de acogida para alguna protectora o para la ONCE. Así se puede tener perro sin tantas responsabilidades o gastos.