regeneracion-politica

rey xii legislaturaDurante la sesi√≥n de apertura de la XII Legislatura en el Congreso se pudo escuchar, de forma n√≠tida y contundente, que el di√°logo es el signo de los nuevos tiempos y que la negociaci√≥n es el camino de los progresos. El Rey habl√≥ alto y claro y dijo que "el pueblo espa√Īol nos pide que dignifiquemos la vida p√ļblica y que prestigiemos nuestras instituciones".
granadosDesde que en 2000 veinticinco pa√≠ses de la UE -entre ellos Espa√Īa- ratificasen la resoluci√≥n de Naciones Unidas Contra la Corrupci√≥n, casi todos han desarrollado leyes espec√≠ficas para proteger al whistleblower, alertador o denunciante de corrupci√≥n. Solo cuatro pa√≠ses de la OCDE no han escrito ni una l√≠nea diecis√©is a√Īos despu√©s, entre ellos, Espa√Īa.
ciudadanosEn este momento, de las 4.275 peticiones de información promovidas por los ciudadanos, 700 han llegado al Consejo de Transparencia y Buen Gobierno en busca de mediación, de respuesta, de amparo. Nunca un organismo tuvo más sentido en el anclaje con la confianza, con la independencia y con la objetividad. Nunca una organización se sintió tan próxima a los ciudadanos.
piqueLas puertas giratorias son un factor principal de distorsi√≥n de la competencia, esconden privilegios de mercado casi siempre en favor de las grandes empresas, cuando sabemos que en este pa√≠s m√°s del 90% del tejido productivo corresponde a peque√Īas y medianas empresas y son las que soportan la mayor√≠a del empleo.
ppEn las √ļltimas elecciones, los ciudadanos votaron, precisamente, contra la concentraci√≥n del poder, hartos de lo que esa concentraci√≥n ha provocado. Pero Rajoy sigue en las mismas: siendo el que m√°s esca√Īos ha perdido, se permite rechazar ofrecimientos del rey, poner en jaque a las instituciones y manipular la actualidad pol√≠tica en su beneficio.
lupaVemos en el momento actual una magn√≠fica oportunidad para que podamos sentir, creer y valorar que en Espa√Īa es posible participar en lo p√ļblico, no cada cuatro a√Īos, sino de forma continua, d√≠a a d√≠a, estando seguros de que los poderes p√ļblicos comienzan a responder a una sociedad cr√≠tica, vigilante, exigente y que demanda estar presente en la toma de decisiones.
urnaLa crisis que ha habido en Espa√Īa ha sido, fundamentalmente, una crisis de descontrol. La falta de madurez y de experiencia de los espa√Īoles, tras cuarenta a√Īos de dictadura, ha hecho que desde 1978, la democracia se haya convertido en decirle al pol√≠tico cada cuatro a√Īos: ah√≠ tienes mi voto, oc√ļpate de la cosa p√ļblica y no me vuelvas a molestar hasta las pr√≥ximas elecciones.
urnasPara las elecciones generales del oto√Īo/invierno, los partidos pol√≠ticos deber√≠an pensar en tener un poco de respeto hacia los ciudadanos. Si para gobernar un pa√≠s, una Comunidad o un Ayuntamiento es imprescindible una segunda vuelta, que no nos hurten esta posibilidad a los electores.
El cambio recorre esta ma√Īana la prensa nacional... Las l√°grimas de Cayo Lara en la primera de¬†El Mundo muestran la necesidad
pedro s√°nchezLas encuestas tienen alg√ļn parecido con los fuegos artificiales. Igual que los castillos que rematan las celebraciones, los sondeos se preparan con cuidado, se programan con precisi√≥n y cuando se elevan, iluminan por un corto espacio de tiempo antes de desvanecerse convertidos en humo.