regeneracion-politica

Rajoy, mirada triste y pérdida, llevándose las manos en posición de rezo hacia la boca. "Pido disculpas en nombre del PP
La epidemia de la corrupci√≥n corroe al PP, a CiU, al PSOE, a los sindicatos y a la patronal, recorre el pa√≠s de extremo a extremo, y amenaza el sistema democr√°tico. Tanto que esta semana alguien que conoce bien las tripas de los partidos se preguntaba si no estaremos ante la versi√≥n espa√Īola de Tangent√≥polis, el esc√°ndalo de corrupci√≥n que hace 20 derrib√≥ los cimientos de la pol√≠tica italiana.
osocajamadridSi hay algo de lo que cada día estoy más convencido es de que el político al que reprobamos es un ciudadano. Un ciudadano, sí. Igual al que le denuncia y le condena. Un ciudadano incumplidor que no deja de ser, en general, el reflejo del funcionamiento de la sociedad.
La necesidad de cambio ha llevado a Pedro S√°nchez a hacer determinados gestos, como la publicaci√≥n de los bienes y rentas de todos los cargos de su ejecutiva, la petici√≥n de ejemplaridad y dedicaci√≥n plena de los cargos p√ļblicos a su labor de representantes, o la aparici√≥n en programas televisivos donde no es com√ļn ver a pol√≠ticos...
La alcaldesa de Valencia, Rita Barber√°, ha pedido "ayuda" a los miembros de Nuevas Generaciones (NNGG) para "desenmascarar
Hoy, desnudada por segunda vez la honorabilidad de Pujol, queda a la vista el obsceno espect√°culo de una casta pol√≠tica que ya no puede hip√≥critamente tapar sus verg√ľenzas bajo la bandera catalana de reivindicaciones, por otra parte, totalmente leg√≠timas, y el grotesco sainete de un bipartidismo que, solo al precio del cinismo, puede aparecer ahora como denunciante justiciero de esa misma corrupci√≥n ante la que anta√Īo hizo la vista gorda.
Me preguntan mis amigos por qu√© alguien que se ha mostrado toda su vida a favor de las libertades en Catalu√Īa y el Pa√≠s Vasco, se posicione en contra de la separaci√≥n de Catalu√Īa. Que alguien que dice creer en la democracia afirme que la consulta catalana sea un engendro peligroso y antidemocr√°tico.
Estos edificios tan bellos contra los que se estrellan las aves son una suerte de met√°fora de nuestra vida de progreso en esta sociedad del dinero, el verdadero dios, al que los sumos sacerdotes, los mercados, consagran su esmero y su cuidado al igual que el vampiro.