resolucion

Draghi ha abierto el cap√≠tulo primero del camino correcto. Con bastante astucia que algunos interpretaron como contradicci√≥n -y que, en realidad, ha sido s√≥lo un astuto juego de fuerzas- ha conseguido erigirse en el √°rbitro del equilibrio entre rigor fiscal y solidaridad financiera. Espa√Īa va a ser el tubo de ensayo de este importante episodio.