revolucion

pasado de revolucionesLa escritura de la novela Pasado de revoluciones responde al prop√≥sito de reivindicar la memoria de dos personas que no merecieron el s√≥rdido final que encontraron. La ambig√ľedad del t√≠tulo resume la doble dimensi√≥n de una figura que, si para todos traspas√≥ los l√≠mites de la locura, para m√≠ encarnaba la pureza juvenil de unos ideales compartidos. Su desaparici√≥n me rob√≥ algo precioso.
rojavaS√≥lo una peque√Īa porci√≥n de los refugiados viene de aut√©nticas zonas en guerra. La mayor√≠a vienen de zonas en las que sus vidas no corren serio peligro, atra√≠dos por la propaganda capitalista. Quieren aprovechar este raro momento en el que las fronteras est√°n abiertas. Creen que van a vivir la vida de ensue√Īo que ven en las pel√≠culas.
"En nuestros vídeos se puede ver nuestra intención claramente. Hoy en día, es muy raro ver acciones que busquen estrechar
raton elefante Un elefante cautivo, cada vez que lo daban de comer, apartaba un montoncito de grano en un rinc√≥n que custodiaba celosamente hasta que llegaba su destinatario: un min√ļsculo rat√≥n que, gracias a la generosidad del elefante, contaba cada d√≠a con el alimento necesario para su subsistencia.
perro Dick fue un animal muy especial, el perro amigo de los deportados en el campo de concentración de Limnos para disidentes políticos bajo la dictadura de Metaxas. Hasta le dedicaron un poema, como a Kanelo, que protestó con los estudiantes de la revuelta del Politécnico de Atenas.
ile ¬ŅPor qu√© y c√≥mo lleg√≥ a Espa√Īa John Dos Passos? ¬ŅC√≥mo conoci√≥ nuestra cultura y a su amigo Jos√© Robles Pazos? Despu√©s del desastre de la p√©rdida de las colonias espa√Īolas en 1890, Espa√Īa se puso de moda en Estados Unidos, y la tendencia fue en aumento gracias al movimiento pintores.
A todas nuestras hermanas en la lucha, a la nueva generaci√≥n de mujeres a las que les toca combatir por no sentir verg√ľenza del sexo que tienen entre las piernas. A todas las hero√≠nas an√≥nimas, a las que se levantan contra la violencia, la desigualdad, la opresi√≥n, la humillaci√≥n y la injusticia.
¬ŅEl profesor est√° preparado para aplicar las herramientas tecnol√≥gicas? Quien formula la pregunta no est√° preparado para hacerlo. ¬ŅSer√° una universidad? ¬ŅUna escuela, un grupo de escuelas? ¬ŅUn periodista, un gur√ļ educativo, un editor? Son esas preguntas que tienen presupuestos y que -adem√°s- tienen supuestos elementales y falsos.
Hoy la movilización plena de indignación bulle más en las mentes que en las calles. Pero también llena las urnas. Por eso quizás sea más apropiado hablar hoy de un nuevo concepto como la "movildignación" ciudadana. Nuevos conceptos para nuevos tiempos. Ni mejores ni peores. Diferentes. Los que tocan hoy.
El otro d√≠a recib√≠ una tarjeta postal de Colliure. Juan de Mairena me cuenta que est√° algo preocupado porque Antonio Machado, su amigo y creador, se pregunta y se pregunta por qu√© los partidos tradicionales de la izquierda espa√Īola llevan perdiendo gas alarmantemente desde hace tanto tiempo.