rodriguez-ibarra

EH Bildu y la ley Celaá despiertan a parte del sector crítico que nunca aceptó a Sánchez.
Pedro S√°nchez lleg√≥ tarde y el expresidente extreme√Īo, enemigo declarado del candidato socialista, tuvo que salir a hablar...
¬ŅCreyeron haberlo visto todo? Lean, lean porque si el PP es ya "La casa de los l√≠os" entre el desahogo de Montoro, la espantada de Quiroga, el pliego de descargo de √Ālvarez de Toledo y el famoso video promocional, lo del PSOE es un no parar de patinazos, desatinos y tr√°galas. Ni los creadores de "Aqu√≠ no hay quien viva" hubieran igualado el gui√≥n de esta semana. Pero todos callan. Unos por lealtad y otros, por mantener a toda costa un esca√Īo.
¬ŅConseguir√°n abrir un nuevo camino en Catalu√Īa? El secretario general del PSOE, Pedro S√°nchez, y sus antecesores en el cargo
Con los resultados de las elecciones europeas, al aparato de Ferraz le ser√° dif√≠cil contener la ansiedad de una militancia que hace meses que clama por el cambio y, por tanto, su hoja de ruta. A la vista del hist√≥rico batacazo, noviembre puede convertirse en julio; las primarias, en un congreso extraordinario y Alfredo P√©rez Rubalcaba en un secretario general que no acabe el mandato de cuatro a√Īos.