sanciones

la metamorfosis actual de gregor samsaYo estaba confuso, no sabía qué decir. Gregor Samsa aceptó un refresco de naranja, y cuando volví de la cocina con una lata y un vaso vi que se había despojado de la amplia túnica que llevaba y, completamente desnudo, su cuerpo estaba cubierto de hojas de papel de muchos tamaños