seguridad mascotas

Un ruido inesperado, una perra en celo, un descuido... De pronto pega un tirón y se le suelta el collar o se despista mientras persigue un rastro, salta una verja; desaparece. Se pasa realmente mal cuando tu perro se pierde.