seleccion-griega

2012-06-10-eurocopa.jpg Para los cazadores de engendros, para los voluptuosos del horror balompédico, el inicio del torneo no pudo ser más prometedor.