ser infeliz

A lo largo de los años, he aprendido que hay ciertos rasgos y hábitos que caracterizan a las personas crónicamente infelices. Pero, antes de entrar a detallarlos, aviso: todos tenemos malos días, e incluso semanas, en los que caemos en las siete casillas.