ser padres

200518807001Estoy segura de que está comprobado científicamente que, desde que es padre, uno no vuelve a sentirse como un ser humano completamente funcional. A no ser que cambiemos el significado de completamente funcional para que deje de implicar estar descansado o algo parecido.
tracy gillettEsto es tener hijos, así de sencillo. Ponerse a prueba constantemente, ver cuánto puedo presionar o cuánto puedo ceder, cómo de blanda y maleable puedo permitirme ser mientras satisfago las necesidades de mi hijo. Y, como padres que somos, tenemos que encontrar la magia.
¡Estábamos embarazados! Fue en ese momento cuando empezaron a despertar las hordas de las "buenas madres". Un auténtico ejército de personas, aparentemente normales, pero que en el momento de recibir la noticia del embarazo se descubrían como moralmente superiores.
thoughts i haveNo hay botón de apagado. Seguimos adelante y ya está, como el conejito de Duracell hasta las cejas de coca. Día sí y otro también. Estoy segura de que a veces te sientes igual que yo. Por eso me quito el sombrero y aplaudo tus esfuerzos por aguantar desde el amanecer al atardecer.
Mi hija preadolescente tiene tontería, sarcasmo y sentido de la moda, y opiniones cada vez más firmes sobre su ropa, sus actividades y las formas en que quiere pasar su tiempo. Algunas de estas cosas son negociables, otras no, pero respeto su necesidad de averiguar cómo se presenta a sí misma al mundo, incluso (¿o especialmente?) si es diferente de lo que hubiera imaginado.
Síguenos en Facebook TÍTULO: Señora Doubtfire (Chris Columbus, 1993) EL PADRE: Daniel Hillard (otra vez Robin Williams), un
¿Qué hora es? ¿A qué día estamos hoy? ¡Dios, con lo bien que se está en esta cama! ¿Por qué no me puedo quedar aquí todo el día? Serían las vacaciones perfectas. A la mierda el Caribe, yo solo quiero mi cama. Mi cama, Netflix y tarta de queso. Y unos Doritos. Ah, y guacamole también.
Esta semana hemos conocido la poca implicación de la figura paterna en el cuidado de sus hijos. El resultado es extremadamente descompensado: el cuidado de los hijos recae en la madre en el 82% de los casos, y en la abuela, que ya es la segunda opción (7,5%), por encima del padre (4,8%).
Si nuestras abuelas y bisabuelas vieran la presión que las madres de hoy en día se autoimponen, pensarían que estamos enfermas. ¿Desde cuándo ser una buena madre significa pasarse los días haciendo manualidades, convirtiendo sus habitaciones en portadas de revista y vistiéndoles a la última?
Considera esto una guía para informarte sobre lo que no hay que decir a las personas que intentan vivir con un recién nacido en casa. Algunos comentarios son preguntas, otros son afirmaciones, pero nada de esto debería salir por tu boca si quien tienes enfrente acaba de ser padre.