soberanismo

Si El Sistema tuviera una sucursal en España, el modo de dividir indignados no le resultaría excesivamente complejo. Al Sistema podría ocurrírsele que no sería una idea descabellada alentar cierto sentimiento catalanista que fuera, además, antiespañolista. De esa manera, la fuerza del colectivo se vería disminuida al quedar dividida en dos.
El PP, el PSOE y UPyD han mostrado este martes su rechazo a la proposición no de ley defendida por ERC en el Pleno del Congreso
Sólo había transcurrido año y medio de la muerte del dictador, pero aquel soleado domingo 11 de septiembre de 1977 los catalanes