solidaridad internacional

Como nos recordaban hace poco, "ha llegado la hora de que las ONG sean ardillas y no dinosaurios". Si la eclosión del 15M y todos los movimientos posteriores nos pilló "en clamoroso fuera de juego", no es tarde para reaccionar. Porque más allá de nuestro ensimismamiento, las ONG somos personas.