soluciones

Tanto Einstein como Leo Messi tardaron, aunque de forma distinta, m√°s en madurar que sus compa√Īeros. Por eso lanzo la siguiente pregunta: ¬Ņproviene una parte importante del genio de Messi y Einstein de su capacidad para seguir viendo el mundo con los ojos, la creatividad y la pasi√≥n de un ni√Īo?
A partir de hoy te animo a ser responsable y reír, a ser responsable y disfrutar de tu trabajo, a seguir atendiendo con eficacia y agilidad lo mismo que hacías hasta ayer, pero disfrutando de tus responsabilidades. Los beneficios de disfrutar de lo que haces son enormes.
Quejarse es una conducta pasiva, a veces cobarde. La gente se recrea en la cr√≠tica y en la queja, es una manera de sacar la basura... ¬Ņpero qu√© haces con la basura encima de la mesa, o dej√°ndosela a tus amigos o compa√Īeros de trabajo? Nada. Las quejas sobran incluso cuando llevas la raz√≥n.
Es cierto que el estado de felicidad no es eterno, ni siempre es el mismo, pero anticipar lo que puede fracasar no te previene de nada. Deja de prevenirte de lo que no deseas que ocurra. Así impides dirigir toda tu atención a lo que sí depende de ti en este momento.
Muchos nos dejamos llevar por la inercia de la noria porque sabemos que estamos seguros, que es lo que toca y que tampoco está tan mal... quizás no queremos parar porque pensamos que no podemos. Solo paramos si tenemos alguna crisis como que nos detectan una enfermedad, se muere un familiar o cualquier otra desgracia que nos da una buena sacudida y sólo, en ese momento, decimos: ¡Basta Ya!
No podemos obligar a estar a nuestro lado a una persona que no nos ama, ni podemos obligar a alguien a que nos quiera, pero sí podemos obligarnos a nosotros mismos a amarnos más, a estar pendientes de nuestro bienestar, de nuestra felicidad.