sucesion-en-el-psoe

A casi nadie parece haberle extra√Īado que, tras la espantada de Chac√≥n o el retiro prudente de la list√≠sima Susana D√≠az, todo el proceso est√© protagonizado por hombres y no haya aparecido ni una sola mujer capaz de convertirse en la lideresa que necesita el partido. El poder sigue teniendo rostro de var√≥n.
"No me dej√°is morir tranquilo", le dijo Rubalcaba a uno de sus barones cuando Eduardo Madina clam√≥ por un c√≥nclave que diera voz a la militancia. El diputado vasco ha hecho saltar por los aires los planes previstos por el aparato, y los Hombres de Blanco, de Jos√© Blanco, son ahora los mu√Īidores de la operaci√≥n para aclamar a Susana D√≠az como l√≠der.
El presidente del PSE-EE, Jes√ļs Eguiguren, cree que el actual secretario general del PSOE, Alfredo P√©rez Rubalcaba, "aguantar√°