Teatro Luchana

maximsLa viuda alegre es una fiesta gracias a su falta de pretenciosidad y a un coro que canta bien mientras baila llenando el espacio. Mejor dicho, tres fiestas. Una por acto. Y la última, la mejor en un Maxim's fin de siécle.
luchana teatros Silencios que Juan Diego alarga como si el ecosistema de palabras que le ha creado Millás se estuviera extinguiendo. O se hubiera ido con la música a otra parte. Momentos que dejan al público en vilo, en tensión. Porque empiezan a hacerse una idea de lo que sería un mundo sin palabras.