The Armony show

La belleza se acumula en Nueva York, que recibe el arte con la generosidad de una madre, acogiéndolo en sus galerías, fábricas, muelles, estaciones, puentes. Este estallido de estímulos artísticos nos nutre de forma inmediata, haciéndonos agradecer más el poder ver.