tiaras

Es la primera vez que lleva esta pieza de Cartier tan icónica.
Es una cuestión de protocolo de la casa real británica.
letizia tiara flor de lis La excusa era la visita del presidente argentino. Pero el poder del símbolo de esa tiara, un poder que la reina sabe manejar a la perfección y con el que manda callados y jamás confirmados mensajes, fue más allá.
No solo ha vestido una diadema. Letizia ha completado su conjunto con otras importantísimas joyas. Como pendientes ha optado