tio-jess

Hizo un cine muy malo, pero lo pasó en grande y le dedicó toda su vida a su gran pasión. Su legado para las siguientes generaciones es la osadía para hacer lo que más deseaba hacer sin dejar que naderías insignificantes como la falta de dinero, de un buen guion o la conciencia de la falta de talento, le detuviera.