tories

Solo estuvo tranquila durante los diez días de luto que siguieron a la muerte de la reina.
"El Partido Conservador est√° en un lugar tan dif√≠cil que necesitamos sus formidables habilidades de campa√Īa una vez m√°s".
El líder de la oposición británica, Keir Starmer, se muestra como alternativa a la "puerta giratoria del caos" en las filas conservadoras y promete liderazgo a la hora de tomar medidas difíciles: "Lo haré como primer ministro".
Ya son 13 los 'tories' que piden p√ļblicamente la dimisi√≥n de la primera ministra y algunos medios brit√°nicos calculan que 50 diputados habr√≠an expresado su desconfianza al responsable de organizar las mociones de censura interna.
Pero evitar unas elecciones implica encontrar una figura de consenso entre los diputados, algo que a√ļn no ha ocurrido.
Para Liz Truss, los próximos días en Birmingham rodeada de los miembros de su partido serán más para soportarlos que para disfrutarlos.
Los tories¬†temen que el da√Īo que le pueda causar esta batalla a la reputaci√≥n del partido tarde a√Īos en arreglarse.
En el debate de este domingo, cada candidato dio una respuesta diferente, unos m√°s natural y otros de manual.
El 'premier' hab√≠a dicho que no apoyar√≠a a ninguno, pero seg√ļn 'The Times' apuesta por la ministra de Exteriores, Liz Truss.
Keir Starmer ha asegurado que la marcha del primer ministro británico sería "una buena noticia para el país".