trabajar en alemania

Al volver a Canadá después de recibir mi título de máster en el extranjero, tenía grandes esperanzas de empezar a trabajar. Al cabo de siete meses, no me habían llamado para una sola entrevista. Me rendí y me fui de mi país. Volví a Alemania y, solo dos semanas después conseguí empleo fijo.
La buena marcha del mercado laboral alem√°n, que ha cerrado 2012 con las mejores cifras de paro en los √ļltimos veinte a√Īos