Trineo de Viento

"Son las 12 de la noche y hoy no han llamado. Ayer estaban con los hornillos rotos. 驴Habr谩 pasado algo?". Ser la otra punta
Celebrar el D铆a Mundial del Medio Ambiente navegando por el hielo polar en un veh铆culo cero emisiones -el Trineo de Viento
Navegamos ya por el hielo interior de Groenlandia. Vamos impulsados por un viento del sur que es justamente el que necesitamos
trineoCuando escribimos estas l铆neas, nos quedan apenas 280 kil贸metros para el final y estamos inmersos en una peque帽a tormenta, con el trineo pr谩cticamente enterrado y visibilidad nula. No vemos a dos palmos, as铆 que no podemos movernos hasta que esto mejore y pasamos el rato jugando al ajedrez, leyendo, tomando t茅...
nieveLleg贸 la hora del relevo en el Trineo de Viento. Tras 1.500 kil贸metros recorridos, tres semanas en ruta, un ascenso de m谩s de 2.000 metros, enfilamos con parte del equipo renovado el 煤ltimo tramo de una expedici贸n que, pese a las dificultades ocasionadas por el calor, sigue adelante con el viento. Por delante nos quedan otros 500 kil贸metros hasta llegar al punto de partida.
groenlandiaLa noche despu茅s de dejar el Summit Camp, el GPS nos indic贸 en un momento dado del viaje que est谩bamos a 3.240 metros de altitud, el aut茅ntico techo de la gran isla 谩rtica. Estar donde tan pocos seres humanos han puesto los pies antes que nosotros provoca ese cosquilleo especial que ha impulsado desde siempre a nuestra especie, exploradora por naturaleza.
trineoAqu铆 estamos, tras recorrer en el Trineo del Viento 750 kil贸metros desde la partida, a siete kil贸metros de la base norteamericana Summit Camp y a 3.200 metros de altitud, en la cima de Groenlandia. Pensar que, con las pruebas cient铆ficas que hacemos, ayudamos a conocer mejor qu茅 estamos haciendo a nuestra Tierra da un gran sentido a las esperas, las tormentas y esa calma chicha que nos ha desesperado en ocasiones.
trineoCuando le谩is nuestro post, seguramente estaremos ya en la Cumbre de Groenlandia, hasta donde nos habr谩 tra铆do el Trineo de Viento. Ahora mismo estamos a 3.150 metros de altitud, a pocos kil贸metros de la base cient铆fica norteamericana Summit Camp. Nada hay en cientos de kil贸metros alrededor, m谩s que hielo y nieve. Y viento, ese combustible que nos ha permitido llegar hasta aqu铆.
expedicionLas previsiones meteorol贸gicas est谩n fallando en Groenlandia. El tiempo es ca贸tico, el viento rola como nunca antes lo vimos. Y nos est谩 creando dificultades en esta expedici贸n Cumbre de Hielo con el Trineo de Viento de Ram贸n Larramendi. La 煤ltima, una nueva e inesperada tormenta de viento y nieve que nos pill贸 desprevenidos, y es la segunda en lo que llevamos de viaje.
larramendiHa sido una tormenta mucho m谩s fuerte de lo que esper谩bamos. Comenz贸 en el turno a los mandos del convoy de Ignacio Oficialdegui y su equipo y fue subiendo en velocidad hasta que no pudieron aguantarla m谩s. Con cero visibilidad por la nieve que ca铆a, resultaba imposible encontrarla, as铆 que mientras los dem谩s intent谩bamos dormir, agotados, al vaiv茅n de los movimientos de la tienda, el tr铆o luch贸 para afianzar el equipamiento.
casetaEl deshielo est谩 siendo tan espectacular en el interior de Groenlandia que nos ha ralentizado el comienzo. Hasta el punto de que se ha adelantado dos meses, justo en las mismas coordenadas que Ram贸n Larramendi cuenta que visit贸 en otra expedici贸n en 1986: hay agua en mayo donde 茅l la vio entonces casi en julio.
larramendiCuando le谩is este post, estaremos navegando por la inmensa soledad del hielo del 脕rtico. Impulsados por el viento durante veinte de las veinticuatro horas del d铆a. El jueves por la tarde, un helic贸ptero nos dej贸 a 1.400 metros de altitud. A los seis y a nuestro Trineo de Viento. Insignificantes pulgas en la inmaculada blancura que nos rodea.
expedicionEl lunes aterrizamos en Kangerlussuaq, al oeste de la isla 谩rtica. Pese saber que este a帽o el deshielo se ha adelantado, no est谩bamos preparados para lo que nos esperaba en esta localidad, la m谩s cercana a nuestro punto de partida. El calor es casi agobiante. De hecho, de d铆a estamos en en manga corta, y sudando en cuanto nos ponemos a preparar el Trineo. Es la peor noticia posible.
La tripulaci贸n est谩 formada por su director, Ram贸n Larramendi, un groenland茅s (Malik Mildfedt), una danesa (Karin Boe Bojsen
Volando por el hielo del 脕rtico, al albur del viento que les empujaba hacia adelante, hacia un lado... A veces, hacia atr谩s... As铆 es como han ido avanzando los cinco que decidieron embarcarse en un Trineo de Viento, movido por el dios Eolo, en el interior de Groenlandia.